Skip to main content

Una combinación de dos tecnologías claves y que nos permite ofrecer las viviendas pasivas con el mejor nivel de eficiencia energética en Europa, es la combinación de la aerotermia y las placas fotovoltaicas en todas nuestras casas.  Esa combinación ofrece una excelente sinergia que garantiza un espacio altamente eficiente y respetuoso con el medio ambiente. 

  1. ¿Qué es la aerotermia? 
  2. Ventajas de la aerotermia
  3. Placas fotovoltaicas, imprescindibles para el ahorro
  4. Aerotermia y placas fotovoltaicas: La combinación perfecta

 

1.Aerotermia: La Energía del Aire para un Hogar Eficiente

La aerotermia es un sistema de climatización que aprovecha la energía contenida en el aire exterior para calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria. Funciona mediante una bomba de calor, la cual extrae el calor del aire exterior incluso en temperaturas frías y lo utiliza para calentar el interior de la vivienda. Un sistema para disfrutar de un excelente confort térmico todo el año a bajo coste.

 

2.Ventajas de la Aerotermia:

Eficiencia Energética: La aerotermia es altamente eficiente, ya que aprovecha una fuente de energía renovable y gratuita: el aire. Comparada con sistemas tradicionales, puede reducir significativamente el consumo de energía.

Bajas Emisiones de CO₂: Al depender en gran medida de una fuente de energía renovable, la aerotermia contribuye a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, ayudando así en la lucha contra el cambio climático.

Versatilidad: Puede utilizarse para calefacción en invierno, refrigeración en verano y producción de agua caliente durante todo el año, proporcionando un sistema completo y versátil para la climatización del hogar.

Menor dependencia de combustibles fósiles: Al no depender de combustibles fósiles, la aerotermia reduce la dependencia de recursos no renovables, lo que es esencial para la sostenibilidad a largo plazo.

 

3.Placas fotovoltaicas: imprescindibles para el ahorro.

De todas las fuentes de energía renovable, las placas fotovoltaicas se han convertido en una opción imprescindible para una Casa Consumo Cero, incluida de serie junto con la aerotermia en todas nuestras casas. Son una solución eficaz y sostenible para la generación de electricidad y facilitar la eficiencia energética con una notable reducción en la factura eléctrica. Gracias a las placas fotovoltaicas, una Casa Consumo Cero genera más energía de la que necesita para funcionar. Estudiamos en cada proyecto las necesidades de las familias para valorar exactamente el número de placas fotovoltaicas, son necesarias sin sobredimensionar la instalación y optimizar de forma rigurosa el coste de su instalación. 

 

4.Aerotermia y placas fotovoltaicas: La combinación perfecta.

Cuando se combina la aerotermia con placas fotovoltaicas, se crea un sistema completo y autónomo que aprovecha dos fuentes de energía renovable para cubrir las necesidades energéticas de una vivienda pasiva. Las ventajas de esa combinación son determinantes en una Casa Consumo Cero:

Autosuficiencia energética: Las placas fotovoltaicas generan electricidad a partir de la luz solar, que puede alimentar la bomba de calor de la aerotermia. Esto crea un ciclo autónomo de generación y uso de energía, reduciendo la dependencia de la red eléctrica convencional.

Ahorro a largo plazo: Aunque la inversión inicial puede ser significativa, la combinación de aerotermia y placas fotovoltaicas fomenta ahorro a largo plazo. La generación de energía propia y la eficiencia energética reducen las facturas de electricidad y los costos de calefacción. Según un estudio interno, la eficiencia energética de una Casa Consumo Cero logra un ahorro medio de hasta 100.000€ en 30 años. 

Mínima huella ambiental: La combinación de aerotermia y placas fotovoltaicas minimiza la huella ambiental de una vivienda. Esto es crucial para Casa Consumo Cero, ya que nuestro principal compromiso está en formar parte del cambio en el sector de la construcción y la minimización de su impacto medioambiental. 

La combinación de aerotermia y placas fotovoltaicas, sumada al uso de materiales específicos sostenibles y que favorecen la rotura del puente térmico, así como un diseño de vivienda que aprovecha al máximo la luz natural, ha sido determinante para la obtención de varias certificaciones Applus+ en todas nuestras viviendas, relativo al nivel de eficiencia energética. Además, no olvidamos aspectos como la salud, incorporando un sistema de ventilación de doble flujo para disfrutar de un excelente nivel en la calidad del aire, así como la importancia de favorecer un uso responsable del agua, con recuperadores de aguas grises en todas nuestras casas. 

El resultado es una casa pasiva, sostenible y eficiente al máximo nivel. 

Leave a Reply