Skip to main content

La Agenda 2030 es un plan de acción acordado en 2015 por casi 200 países en todo el mundo, con 17 objetivos y 169 metas para un desarrollo sostenible relacionado con la economía, lo social y el medioambiente. 

Se trata de objetivos (ODS) que implican avances en las políticas, normativas, marcos reguladores y acciones que instituciones en todos los ámbitos, desde gubernamentales hasta locales, se comprometen a implementar para impulsar una gran transformación para afrontar con éxito los grandes retos que se presentan y están centrados en la pobreza, el empoderamiento de las mujeres y niñas, así como la emergencia climática. 

 

  1. La construcción y su impacto medioambiental
  2. Nuestro compromiso con los objetivos de la Agenda 2030
  3. Beneficios de una construcción sostenible

 

1. La construcción y su impacto medioambiental

El sector de la construcción es responsable en nuestro país, del 20% de contaminantes atmosféricos y casi un 50% de los residuos sólidos. La energía consumida en la construcción de una vivienda es de un 40%, con una alta emisión de gases contaminantes. Otros aspectos como son la explotación de recursos, el ruido o el consumo de agua determinan la necesidad de un cambio radical y urgente en la construcción para reducir al máximo el impacto medioambiental en su actividad.

 

2. Nuestro compromiso con los objetivos de la agenda 2030.

Como empresa del sector privado y de la construcción, sentimos que tenemos que es imprescindible implicarnos en abordar este gran reto y cumplir con el máximo de objetivos de la Agenda 2030 relacionados con nuestra actividad. 

  • ODS6 – La importancia del agua en una Casa Consumo Cero.
  • ODS7 – Incorporamos tecnología limpia y sostenible para alcanzar el más alto estándar de eficiencia de Europa. 
  • ODS9 – La Innovación y  la sostenibilidad son imprescindibles en el cambio.
  • ODS11 – Un cambio global que nos afecta a tod@s
  • ODS13 – Acción por el clima. 

ODS6 Además de la eficiencia energética, nos preocupa un recurso al que hay que prestar mucha atención. El agua. Nuestro sistema constructivo evita el despilfarro del agua y además incorporamos en las viviendas un sistema de recuperación de aguas grises, reutilizando así, unos 148.000 litros anuales por familia media, devolviendo después al sistema de saneamiento un agua debidamente filtrada y sin contaminantes. No olvidamos el objetivo 6 sobre Garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación y saneamiento sostenible.

ODS7. Generar más energía de la que se produce es uno de los grandes valores de una Casa Consumo Cero. Aplicamos tecnología para garantizar que sus ocupantes puedan disfrutar de un confort térmico todo el año sin que repercuta en su economía doméstica ni suponga un impacto en las emisiones de CO₂. Una tecnología imprescindible para cumplir con el objetivo 7 Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

ODS9. Nuestro proceso constructivo preindustrializado permite reducir notablemente la generación de residuos, consumo de agua, ruido y emisiones de CO₂. Técnicas innovadoras y un sofisticado modelo de gestión (BIM) para el seguimiento del proceso, desde el diseño hasta la entrega de la vivienda, son claves para mejorar y optimizar los recursos de una obra. Nuestro compromiso con el objetivo 9 y construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación se refleja en el resultado final de nuestras construcciones.

ODS11. Creemos en el cambio gradual que la construcción necesita asumir para alcanzar un nivel óptimo en los criterios de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. No se trata solo de prestar atención al proceso constructivo, sino de ofrecer viviendas con un bajo impacto medioambiental durante su vida útil e incluso después, con el uso de materiales reutilizables. Una visión global de nuestro trabajo, más allá de un producto específico para un cliente, nos acerca más al objetivo 11 Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

ODS13 No se trata de evitar el cambio climático. Se trata de estar preparad@s para afrontarlos. Es una realidad que el aumento de la temperatura global está afectando negativamente de forma significativa nuestra salubridad y supervivencia. Nuestra estrategia centrándose en construir exclusivamente viviendas pasivas, está orientada a reducir al máximo las emisiones de CO2 e implantando soluciones de energía renovables en cada una de nuestras construcciones. 

 

3. Beneficios de una construcción sostenible.

Como resultado de estas estrategias orientadas a cumplir con las indicaciones de la Agenda 2030, proponemos un tipo de vivienda con múltiples ventajas, no ya solo por su mínimo impacto medioambiental, sino por las ventajas que afectan directamente a sus ocupantes de forma positiva en el día a día.

El uso de materiales naturales, sostenibles y sin tóxicos aportan una mayor salubridad a sus ocupantes con una mejor calidad en el aire, una mayor sensación de confort hasta un menor coste en el mantenimiento de la casa, y son aspectos muy importantes para tener en cuenta en la compra de una nueva casa. 

Además, una construcción que se ajuste al cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030, será una propiedad acorde con las exigencias y normativas que puedan aplicarse a medio plazo, por lo que si decides venderla dentro de un tiempo, será una propiedad muy competitiva respecto propiedades con estándares convencionales. 

En definitiva, participar en el avance de la conservación del Planeta es cosa de tod@s. Una buena forma de hacerlo es valorar el tipo de vivienda en el que vivimos y cómo repercute en el medio ambiente. La Agenda 2030 es fruto de un consenso y de una necesidad urgente de cambiar la forma con la que nos relacionamos con el medioambiente, con el fin de hacer del Planeta un lugar Seguro, Igualitario y Sostenible.